En un caso de alto impacto, la Universidad de Harvard reveló que 125 estudiantes estaban bajo investigación por sospechas de plagio en la clase de Introducción al Congreso. Al terminar la investigación, 70 estudiantes fueron hallados culpables y tuvieron que dejar la institución.

La historia generó una enorme atención mediática hace algunos años no solo por ser un escándalo de grandes proporciones en una de las universidades más prestigiosas del mundo, sino que además ofreció un vistazo poco común a la aplicación de las reglas de integridad académica.

Desgraciadamente, las universidades regularmente no son tan abiertas y transparentes sobre sus acciones contra el plagio académico debido a muchos motivos, como proteger a la escuela o al estudiante, o incluso para evitar el problema que significa lidiar con este tipo de casos.

Ante esta coyuntura, conozca cinco razones por las que las escuelas se pueden ver tentadas a ocultar o no reportar incidentes que involucran plagio académico y por qué esto es contraproducente:

Razón #1: Para proteger a la institución

El plagio es visto, en general, como un aspecto negativo debido al daño que puede provocar a la reputación de la institución.

Sin embargo, un alza en la detección de casos de plagio no representa necesariamente un incremento en el plagio. Muchas veces, estos cambios se deben a un mejor método de detección.

De cualquier modo, el estigma de ser una escuela con problemas de plagio puede motivar a los profesores o administradores a ocultar las estadísticas o a evitar reportar a los estudiantes que plagian.

Esto es innecesario porque el plagio puede ocurrir en cualquier institución y no se limita a una en particular. Como muestra el caso de Harvard, lo que afecta la reputación de una escuela no es que haya ocurrido un plagio, sino que la situación no sea manejada de forma profesional.

Es mucho más importante tener la reputación de ser una escuela en que el plagio se toma con seriedad que la de ser un lugar donde este nunca ocurre.

Razón #2: Para proteger al estudiante

Otra razón por la que maestros y administradores se ven tentados a no reportar casos de plagio es para proteger al estudiante involucrado. Esto pasa regularmente cuando se considera que es la primera vez que el estudiante comete una falta, o cuando existen circunstancias atenuadoras.

La lógica es que si el estudiante puede evitar entrar en un proceso formal de integridad académica, no enfrentará un castigo tan severo y se le estará otorgando una segunda oportunidad.

Sin embargo, esto no ayuda al estudiante a largo plazo. En un mundo ideal, los sistemas de integridad académica no se dedicarían a castigar a quienes violan el código de honor sino a ayudar a los estudiantes en problemas.

Además, si no existen reportes de plagios, no hay forma de saber si algún incidente es el primero y, por consiguiente, en lugar de estar ofreciendo una segunda oportunidad, se podría estar condonando una quinta o sexta falta.

La realidad es que, si no se reporta el plagio, los estudiantes no reciben la ayuda que necesitan y no hay un registro que muestre qué tan serio es el problema.

 

Link:

https://www.turnitin.com/es/blog/5-razones-escuelas-no-reportan-plagio